Skip to main content

Período ABRIL 1992 - ABRIL 1993

Durante el año 1992-1993 se produjo un deterioro en la situación de los derechos humanos, ante el aumento dramático de las muertes violentas y el aumento significativo de la represión contra sectores sociales o laborales que reclaman sus derechos. En las regiones VI,V y I persiste un panorama general de violencia con atentados, asesinatos, secuestros, amenazas de muerte, lesiones, tomas de tieras, desalojos violentos de campesinos y trabajadores del campo, etc. 

De acuerdo a datos registrados por el CENIDH en el periodo de septiembre 1991 a diciembre 1992, el número de muerto ascendió a 490 personas y de enero al 31 de marzo de 1993 se produjeron otros 139 asesinatos. Entre las causas profundas del alto nivel de violencia se encuentran la inestabilidad generalizada por el derecho a la propiedad ante las devoluciones ilegales a ex propietarios, descontento de los desmovilizados de la Resistencia y el Ejercito ante la falta de cumplimiento a los acuerdos, surgiendo nuevos grupos armados con fines políticos. 

En el Informe “Victimas de la violencia política en Nicaragua”, realizada por CENIDH en 1993, reportó un total de 504 muertes violentas, a pesar de todos los acuerdos firmados sobre el desarme de los rearmados, las amnistías decretadas, la destrucción de armas, la integración de desmovilizados a las estructuras de la policía, entre otras acciones. Asesinatos que han quedado en total impunidad, tomando en cuenta que algunos perpetradores se apegaron a la ley de amnistía promulgada por el Gobierno de doña Violeta Barrios de Chamorro el 10 de mayo 1990, cuyo plazo fue extendido hasta agosto de 1993.  

Se aceleró el ritmo de privatización de las empresas estatales y el proceso de negociación sobre la privatización de las empresas del sector agropecuario e industrial, además de privatizar parte de las instituciones que prestan servicios públicos como TELCOR, INE, INAA e INISER. A noviembre de 1992, más del 50% de las cooperativas del país habían desaparecido, lo que provocó altísimas tasas de desempleo y por consiguiente mayor deterioro en el ya bajo nivel de vida de la mayoría de los y las nicaragüenses, lo que condujo a un proceso de descomposición social acelerado reflejado en el incremento delincuencial, la proliferación de bandas juveniles en las ciudades y grupos armados en el campo que ponen en peligro la vida y la seguridad de las personas. 

 

Lucrecia Huete, muestra la fotos de su esposo y dos hijas, víctimas de los grupos armados en Waslala

  • Varias huelgas totales y parciales y otras formas de protestas sacudieron al país, demandando en su mayoría mejoras salariales, participación obrera en el proceso de privatización y en general, el cumplimiento de los acuerdos firmados por el gobierno. El CENID dio seguimiento a nueve huelgas registradas en el periodo (4 de exmilitares y las realizadas por los trabajadores de Telcor, vendedores de la Lotería, lisiados de guerra, madres de caídos reclamando el INSS, las protestas de los estudiantes universitarios por el 6%. 
  • En 1992 el Ministerio del Trabajo, reportó 85 paros en los que participaron 20,871 trabajadores .

 

Otros hechos relevantes

  • 2 julio 1992 inician Protestas estudiantiles por el 6% con una huelga general.
  • Militares retirados de los Planes de Licenciamiento # 1 y #2 realizaron huelga de hambre, ante la falta de cumplimientos a los acuerdos firmados en diferentes momentos. 
  • Julio 1992 Desalojo en las Fincas La Chilena, El Realejo
  • 3 de agosto 1992 desalojo violento de estudiantes en protesta en los patios del Supermercado la Fe en Managua
  • 25 de abril 1993,  desalojos de la Finca Alsacia, San Carlos
  • 18 mayo 1993 desalojo violento por Policía y EPS en el Tuma – La Dalia, Matagalpa
  • Mayo 1993 desalojos en la Villa 15 de julio, Finca Calendaría en Chinandega

Huelgas de Hambre

389 ex- militares en su mayoría mujeres de los departamentos de León, Chinandega, Ocotal, Madriz, Somoto y Managua,  y las trabajadoras de Confecciones Militares del Ministerio de Gobernación (CONFEMI), realizaron una protesta en las mediaciones de la Cruz Roja, con el objetivo de sensibilizar al gobierno sobre su situación económica que enfrentan en sus hogares. 64 de ellos (34 mujeres y 30 hombres) decidieron realizar una huelga de hambre el 21 de abril 1993, a quienes se les sumaron 6 obreras de la empresa textilera FANATEX que fue cerrada por el gobierno.

Boletines Informativos

Promotor del CENIDH asesinado

Leonel González es una víctima más de la violencia desatada por grupos armados que operaban en la zona rural en 1993. Leonel pertenecía a la Comisión de Justicia y Paz de la Parroquia del municipio de Muelle de los Bueyes al sureste del país, era Promotor de la Red de Derechos Humanos "Padre César Jerez" del CENIDH. También realizaba labores como Juez de Paz nombrado por la alcaldía del lugar, las que implicaban en alguna medida la realización de acciones de control social en coordinación con la policía. Esto lo exponía ante la delincuencia común y demás grupos armados que operan con impunidad en contra de la vida y la propiedad sin que las fuerzas de orden público controlen dichos actos, situación que, días antes de su muerte, Leonel había denunciado ante la inspectora Civil para la Responsabilidad Profesional del Ministerio de Gobernación. Asesinato que hasta la fecha sigue impune. 

La violencia implementada por los grupos armados en el campo era realmente alarmante, en tan sólo  cuatro meses del periodo se cometieron cinco asesinatos múltiples, donde familias enteras de campesinos han sido casi exterminadas. Hechos ocurridos en: Waslala, Guaylo, Wllkito, El Jícaro y Apantllo, resultando 21 personas asesinadas entre estas cinco niños. 

El CENIDH sistemáticamente denunció estos hechos e hizo llamados a las autoridades competentes mediante comunicados, Informes, etc, para que actúe frente a tanta violencia e investigue todos estos crímenes para determinar quiénes están detrás de los mismos, para que la impunidad no impere en el país.  En 1992, CENIDH concluyó dos investigaciones: 1) La Retardación de Justicia en los Tribunales de la III Región y 2) La Mujer como Víctima y Denunciante de Violaciones a los Derechos Humanos.

Premio Nobel de la Paz - 1992

Visita al CENIDH de la Sra. Rigoberta Menchu

En febrero 1993, Rigoberta Menchu, Premio Nobel de la Paz – año 1992 visitó las instalaciones del CENIDH sosteniendo un emotivo encuentro con los trabajadores y promotores del CENIDH, la Vice Presidenta del Centro, María López Vigil, le entregó dos album de fotografías que recogen la visita de Rigoberta a Guatemala desde Nicaragua, lo mismo que escenas del momento en que le comunican que se le ha distinguido con el

Premio Nobel de la Paz 1992, en esa oportunidad Rigoberta fue acompañada por la Dra. Vilma Núñez de Escorcia, Presidenta del CENIDH, quien también acompañó a Rigoberta cuando la UCA le otorgó el Doctorado Honoris Causa en Humanidades.

 

CENIDH brinda apoyo humanitario a afectados por el Cerro Negro

El 9 de abril de 1992, el volcán Cerro Negro, hizo erupción afectando a varias comarcas y caseríos aledaños, dejando a más de 10 mil personas sin casa, ropa y trabajo. La mayoría de los damnificados vivían de la agricultura. 

El CENIDH realizó un recorrido por los refugios ubicados en Malpaisillo, lzapa y la Paz Centro donde los damnificados fueron alojados temporalmente, para conocer in situ la situación en dichos lugares, donde se constató la incapacidad del gobierno para responder con presteza y agilidad las necesidades de los refugiados y la falta de humanismo en la burocracia que conforma el Comité Regional, disponiéndose a llevar ayuda humanitaria. 

Una nueva etapa en el campo de la capacitación en derechos humanos

En febrero de 1993, el CENIDH ampliando su trabajo educativo en temas de derechos humanos, brindó capacitación a 30 funcionarios del Centro Penitenciario de Tipitapa, con quienes se compartieron los elementos básicos de la doctrina de los derechos humanos y se analizó  las "Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos", "El Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley" y "La Convención Internacional contra la Tortura".

El 27 de abril de 1993, cincuenta y cuatro miembros de la Brigada Antimotines y Patrulleros de la "Ajax Delgado" asistieron a un Seminario-Taller denominado DERECHOS HUMANOS Y EL TRATAMIENTO POR LOS ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY,  impartido por el equipo de educación del' CENIDH el 27 de abril en el auditorio de la sede central del edificio "Silvio Mayorga" del Ministerio de Gobernación. Los temas abordados fueron: a) Las tres generaciones de los derechos humanos y su reconocimiento en· la Constitución nicaragüense, b) Los derechos económicos, sociales y culturales, c) Análisis de documentos normativos internacionales: Código de conducta y Principios básicos sobre el empleo de la fuerza y las armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, d) Métodos no formales de defensa de los derechos humanos.

INSTALACIÓN FORMAL DEL CEDOC

En 1993 se instaló formalmente el centro de documentación logrando reunir en ese período 407 ejemplares de material bibliográfico, entre libros y documentos, 161 títulos de revistas, 71 obras de referencia, 2 boletines, índice de títulos, diccionarios, tesis, conferencias, manuales, tesauros, anuarios, informes anuales, etc. A la vez, se instaló una base de datos computarizada, para la biblioteca y hemeroteca, para el control de préstamos externos se abrió un libro de control de usuarios visitantes y una hoja individual de préstamos internos. 

 

Investigaciones

Retardación de justicia en Tribunales de Managua 

Un poco más de la mitas cien reos tenían sus procesos atrasados. Esto llevó investigar la situación mediante la revisión de 140 expedientes en juzgados locales y de distrito, en el Tribunal de Apelaciones y en Auditoria Militar. El resultado fue una clara visión de la magnitud del problema. Se midió el retraso promedio por causa, el contraste entre la duración real con la duración ideal de los procesos y el número de procesados abandonados.

Las principales causas de la retardación y sus efectos, se revelaron en las 57 entrevistas sostenidas con autoridades judiciales, detenidos en los centros penales y otras autoridades involucradas.

Sus resultados se relacionaron con el grado de violación al derecho de ser juzgado dentro de los términos legales, en cada una de las instancias judiciales, conforme la Constitución Política y demás normas nacionales e internacionales.

La mujer como víctima y denunciante de violaciones a los derechos humanos

Se pretendía establecer la participación de las mujeres en la denuncia y restitución de derechos humanos. Se desarrolló mediante el análisis de 337 denuncias de violaciones individuales recibidas en el CENIDH entre junio del 90 y mayo del 92. 

Los resultados indicaron que en casi la mitad de los casos (49.6%) recibidos en la institución, las mujeres eran víctimas o denunciantes de violaciones de derechos de otros. El 40.1% las mujeres aparecían como defensoras de otros y en el 22.6%  eran víctimas de violaciones a sus derechos.

 En las conclusiones de la investigación se expresa que las mujeres experimentaron violaciones junto a otras personas, en su mayoría víctimas de violación de derechos humanos al actuar en defensa de sus derechos económicos y sociales como el derecho a la tierra, a una vivienda digna, y los derechos laborales. Se recomienda que la sociedad debe reconocer a las mujeres en su rol de defensoras de derechos humanos de su comunidad, su familia y de ellas mismas.